ESCUCHA RADIO FUTBOL


domingo, 13 de julio de 2014

Se lo ve activo a Ángel Di María en el estadio Sao Januario, la casa del Vasco da Gama, en Río de Janeiro. Ilusiona a todos, el primero que se ilusiona es él. Se entrena con los titulares, pero otra vez habría aparecido el dolor en el muslo derecho. Y la ilusión de jugar la final del Mundial, este domingo, en el Maracaná ante Alemania se iría al tacho.

Se pueden observar los primeros 15 minutos del entrenamiento de la Selección. Di María tira una rabona, se mueve, juega con Lionel Messi, Javier Mascherano y Ezequiel Lavezzi. Se pasan la pelota sin que toque el piso. Y lo que todos desean -y que parecía imposible- iba tomando forma. Después, los periodistas deben retirarse. Las cámaras y los flashes se apagan. Se filtra que "Di María se mueve en el equipo titular". Sabella paraba a Romero; Zabaleta, Demichelis, Garay, Rojo; Biglia, Mascherano, Di María; Lavezzi, Messi e Higuaín. Un 4-3-3 para ir con todo, por todo.

Pero la peor noticia llega desde las entrañas del Sao Januario: Di María volvió a sentir dolor y terminó la práctica caminando con dificultad. Sus chances de jugar la final se desvanecen. ¿Llegará el Fideo?

Di María jugó completos los primeros cuatro partidos de la Selección. Metió el gol sobre la hora ante Suiza para pasar a cuartos de final. Y en el primer tiempo frente a Bélgica sintió un dolor en la pierna derecha. Desgarro. Para el médico de la Selección, Daniel Martínez, se trata de una "lesión muscular grado 1 en el recto anterior de la pierna derecha". Chau Mundial.

Ante Holanda, Di María sufre en el banco. Como todos los argentinos. Y celebra con el boleto a la final en el bolsillo. Contrata un chárter para que sus amigos de la infancia puedan acompañarlo en el partido decisivo ante Alemania. ¿Se lo va a perder?

Queda la chance de una infiltración, aunque el riesgo de agravar la lesión parece demasiado grande. La fe es lo último que se pierde. Como su lesión es en la pierna no hábil se mantiene la esperanza. Y si Sergio Agüero (se desgarró ante Nigeria) pudo jugar frente a Holanda -incluso acertó un penal en la definición-, ¿cómo no va a esperar Sabella hasta último momento?

Al Kun y al Fideo les realizaron un tratamiento con células madre e inyecciones de plasma rico en plaquetas que acelera los tiempos de recuperación de los músculos. Más la tecnología de punta del predio Cidade do Galo: "Tenemos todo a disposición para que Angel se pueda recuperar lo antes posible, tanto desde lo humano como de la infraestructura y la tecnología que brinda el club", había dicho Martínez que también aclaraba que la de Di María era "una de las lesiones más leves". Pero también de las más traicioneras.

Di María fue el último en sumarse al equipo de Sabella porque terminó tarde la temporada europea con el Real Madrid (fue campeón de la Champions League), pero según los especialistas tiene "un físico privilegiado". Cómo olvidar sus corridas en La Paz, en el empate 1-1 ante Bolivia por las Eliminatorias. Y hasta trascendió que antes del duelo ante Holanda, Di María les comentó a los miembros del cuerpo técnico: "Si jugamos una final, quiero estar y ayudar a mis compañeros a ganarla. Me voy a matar para recuperarme". 

Di María se fue del Sao Januario con hielo en la zona afectada. Como es lógico, ¿o se trata de un mal augurio? Todo dependerá de Sabella y de lo que esté dispuesto a arriesgar Di María. El contexto -la final del Mundial, una oportunidad única e histórica- podrían empujar a Di María a tomar una decisión que vaya en contra de su salud, pero a favor de su sentimiento. Sólo resta rezarle al Cristo Redentor para que el dolor se vaya y Di María pueda volver a volar.

Redes sociales



SIGUENOS EN @ccuscatlan

RADIO FUTBOL SALVADOREÑO

RADIO FUTBOL SALVADOREÑO
CLICK ACA ESCUCHA

- Copyright © www.juliocesardelacruz.com - Jc de la Cruz - Powered by BIO - Designed by -