ESCUCHA RADIO FUTBOL


domingo, 13 de julio de 2014


Daniel Avellaneda
Río de Janeiro - 

La gorra, inamovible como lo fue el pulóver beige en este mismo país, cuando ganó la Libertadores con Estudiantes, casualmente en Belo Horizonte, ya forma parte de su repertorio de cábalas. Y ni siquiera se despojó de ella cuando pidió cambiar los auriculares que le traducían las preguntas de los periodistas que preguntaban en otro idioma.

“It’s doesn’t work” , le dijo Alejandro Sabella, en inglés, al asesor de la FIFA. Lo que está funcionando, en cambio, es el equipo desde que el técnico metió mano, en los cuartos. Y tiene claro Pachorra, en la antesala de esa final que todo Argentina está esperando desde hace seis Mundiales, cuál es la fórmula para poner de rodillas a Alemania como en México ‘86 y no sufrir como en Italia ‘90: “ Hay que jugar el partido perfecto” .

Sabella habló maravillas del enemigo público número uno de sus sueños de campeón. “Alemania es desde lo físico y lo táctico, poderosísimo. Tiene un esquema muy elaborado, utiliza muy bien la espaldas de los volantes, el pase entre líneas, pasan los laterales, especialmente Lahm ... Hay que tener una gran concentración, no hay que arriesgar el balón donde no se puede hacerlo”, explicó el entrenador de la Selección, que destacó su admiración del fútbol brasileño y que por eso mismo lo “enorgullece” estar frente a esta posibilidad única. Es que jugó aquí Pachorra, cuando “tenía pelo”. Le preguntaron dónde estaba en 1986, cuando Argentina fue campeón con Carlos Bilardo. “Acá, haciendo la pretemporada con Gremio. No me acuerdo si estaba en Gramado o Canela. Esperemos que el resultado sea el mismo”, comentó entre risas.

Y resaltó que el equipo mejoró “por el gran mérito de los jugadores, que están haciendo un gran esfuerzo. Ocupamos más los espacios laterales, ahora con cuatro volantes, y eso nos dio más equilibrio”. Entonces, le preguntaron por el partido del Mundial pasado, que terminó con una goleada alemana en Ciudad del Cabo. Y en su respuesta Sabella reconoció: “ Nuestro equipo es más conservador, en líneas generales. Va en la búsqueda del triunfo por caminos diferentes . Aquel sufrió un gol tempranero. Y eso lo complicó. Esperemos convertir primero nosotros”.

Hay un tema que preocupa en el cuerpo técnico argentino y fue tema de consulta en la conferencia de prensa: el cansancio por el tiempo extra y el estrés de los penales que afecta a la Selección. “Vamos a esperar hasta el momento del partido, a ver cómo amanece. A mí me pasó en Francia ‘98, tuvimos que jugar a Marsella con una temperatura elevadísima, Inglaterra nos hizo un gol en el minuto ‘90 y tuvimos que ir al alargue y los penales, después jugamos con Holanda descansados. Hay que regular la energía lo mejor posible ”, confió.

Definió lo que significaría ganar la Copa del Mundo: “Si llegáramos a ser campeón, es muy positivo para el país, se renuevan las expectativas, hay otros jugadores que están afuera y tuvieron una carrera esforzada, como José (Basanta) y Hugo (Campagnaro), una sensación de aliento para los clubes y los jugadores”. Entonces, tocaron un tema que el viernes instaló su representante, Eugenio López: que después de la final dejará de ser el entrenador de la Selección. “Es un tema irrelevante , lo más importante es el partido. Obviamente, desde el punto de vista profesional, es muy importante, más allá de la final de la Copa Libertadores que ganamos acá. No hablé ni con mi familia ni con nadie ...”, sentenció, aunque en su círculo íntimo saben que el ciclo está cumplido. De confirmarse, habrá entregado todo “para que Argentina sea campeón”, como dijo. Con “sacrificio, trabajo y sencillez” . Ojalá se dé, Alejandro.

Redes sociales



SIGUENOS EN @ccuscatlan

RADIO FUTBOL SALVADOREÑO

RADIO FUTBOL SALVADOREÑO
CLICK ACA ESCUCHA

- Copyright © www.juliocesardelacruz.com - Jc de la Cruz - Powered by BIO - Designed by -